Vegetarismo: entre la salud y la ética

La dieta vegetariana (o su variante más estricta, la vegana) responden casi tanto a cuestiones ligadas a la ética y la filosofía como a la salud
0
3
166 visits

Comiendo en verde

En los últimos años, la dieta vegetariana -y su versión más estricta, vegana- ha ganado muchos adeptos. Precisamente, el movimiento vegano ha ganado mucha fuerza y cada día son más las personas que prescinden de la carne en su dieta.

Tanto la dieta vegetariana como la vegana, correctamente supervisadas, ofrecen algunos beneficios notables para la salud. Varios estudios como el presentado en 2009 por la Academy of Nutrition and Dietetics estadounidense han demostrado que la alimentación basada en la ingesta únicamente de alimentos vegetales (los vegetarianos menos estrictos consumen también huevos y leche) es totalmente saludable para cualquier persona independientemente de factores como la edad, embarazo o lactancia.

Este estudio ha sido corroborado por distintas organizaciones como la Asociación Española de Dietistas y Nutricionistas. Al tratarse de una dieta muy baja en grasa supone un gran aliado en la lucha contra enfermedades cardíacas y obesidad así como ayudar a la regulación de enfermedades como al diabetes. Claro que, se debe seguir un plan muy bien marcado y supervisado por profesionales ya que al prescindir de carnes y pescados se pueden presentar algunas carencias de hierro, calcio, vitamina D y, sobretodo, de vitamina B12. Esta vitamina se presenta de manera principal en las carnes rojas y es fundamental para el buen funcionamiento neuronal.

Estos problemas se pueden contrarrestar con algún tipo de suplemento sin problema por lo que ha nivel estricto de salud no existe ningún problema por prescindir de alimentos de originen animal a pesar de que también hay voces discordantes con esta teoría. 

La ética y respeto por el medio ambiente

Lo realmente interesante de la dieta vegetariana/vegana es la filosofía de respeto hacia el medio ambiente a nivel general y a la vida animal en particular. Y es que, la mayoría de las personas que recurre a este tipo de alimentación lo hace, principalmente, por motivos éticos y un sentimiento de empatía para con los animales.

Las asociaciones y organizaciones pro-derechos de los animales son las que más luchan por este tipo de alimentación. Sin ir más lejos, el Partido Animalista, PACMA, incluye entre sus propuestas la opción de introducir esta alimentación alternativa en instituciones públicas como colegios y hospitales. 

Algunas culturas también defienden el vegetarismo influidos por religiones como el jainismo, hinduismo o budismo. Y es que, si bien partimos de la base de que uno de los principales argumentos es el de evitar la muerte y el sufrimiento animal, estas razones religiosas e incluso filosóficas son motivos de peso esgrimidos por los que rechazan el consumo de carne.

El vegetarismo y sus famosos practicantes

En la lista de ilustres defensores y practicantes del vegetarismo podemos encontrar nombres como el de Leonardo Da Vinci, Albert Einstein o Ghandi aunque son también muchos los actores y famosos que se han unido al vegetarismo: Paul McCartney, Brad Pitt (su pareja durante años, Angelina Jolie llevó una dieta vegana durante un tiempo pero la dejó de lado por motivos de salud), Oliva Wilde, Natalie Portman, Shania Twain, Kirsten Bell o las tenistas Venus y Serena Williams…(la lista es casi interminable).

A nivel personal reconozco que me he visto muy tentado a prescindir de alimentos animales y aunque he seguido una dieta ovo-lacteo-vegetariana durante algunos periodos de tiempo sí como carnes y pescados en ocasiones (en el blog de Estanislao Berruezo cuento mi experiencia de una semana con dieta vegetariana)

Me considero muy amante de los animales y me involucro en muchas causas en defensa de los mismos pero mis ideales no llegan a los extremos de seguir una dieta vegetariana estricta.

Famosos vegetarianos/veganos