Cookies policy: We use our own and third-party cookies to improve your navigation experience. By browsing this site, we assume you consent to us using them. More information here.
Accept

Una carta a la noche que nos vio

Tengo que amarte Aunque está herida duela como dos Aunque te busque y no te encuentre Y aunque La noche pase y yo te tenga Y no
4
10
35 visits

Una carta a la noche que nos vio.

“Porque eres mía

Porque no eres mía

Porque te miro y muero

Y peor que muero

Si no te miro amor

Si no te miro

Porque tú siempre existes dondequiera

Pero existes mejor donde te quiero

Porque tu boca es sangre

Y tienes frío

Tengo que amarte amor

Tengo que amarte

Aunque está herida duela como dos

Aunque te busque y no te encuentre

Y aunque

La noche pase y yo te tenga

Y no” – Benedetti.

 

Aquí en la noche oscura siento el teléfono repicar  y para colmo mi corazón toma posesión de tu nombre, deseamos que seas tú el que llama, suena ridículo porque tú nunca llamas pero siempre espero que seas tú. Recuerdo tu sonrisa tan indescriptible que sobrepasaba mi entendimiento, siempre quise sostener que lo nuestro duraría más y aunque sabía que no era así lo esperaba, siempre espero mucho, siempre espere mucho de ti  y de mí,  siempre espere mucho de nosotros, discúlpame pero no me puedo dormir en las noches pensando que estas libre y que otra puede venir y arrebatarte el pensamiento, discúlpame pero no puedo dormir si no tengo tus besos cerca, y aunque nunca me gustaron siempre los quise solo porque eran tuyos. Entonces me pongo a pensar más allá y me pregunto si todo lo que me dijiste lo dijiste por decirlo o porque lo sentías, las dudas vienen y van como la brisa y tú aunque cauteloso y en silencio siempre te quedas, esperas que me duerma e invades mis sueños, como si con pensarte no fuera suficiente. Y ahora amigo mío para eso hemos quedado, un trato entre tú y yo, un trato entre nosotros, tu trato mejor dicho, para no tener que sentirte mal, aquí en esta guerra sufre el que más quiere, y no me di cuenta, no lo note, que te quería mucho, negué quererte por mucho tiempo pero ya basta, si te quiero  y me dolió, pero ahora mi amigo hasta aquí llego, gracias por los besos que más nunca me iras a dar y es que si me los quisieras dar no te los recibiría, pero gracias, tu boca ya no es más mía, te la entrego, pero eso sí, mi corazón te lo arrebato, ya no es más tuyo.

 Que el silencio diga todo lo que mis letras no pueden abarcar.

Comments
Convert?w=220&h=220&fit=crop&cache=true
about 5 years ago

Convert?w=220&h=220&fit=crop&cache=true
over 5 years ago

Convert?w=220&h=220&fit=crop&cache=true
over 5 years ago

Convert?w=220&h=220&fit=crop&cache=true
over 5 years ago

Ratings
(2 votes)
Your rating