SEAT 1430 FU

Legendario coche SEAT de rallies en los 70's.. El FU fué un icono de potencia y velocidad en el asfalto y en el cine. Era el preferido de los delicuentes más famosos.
0
27
210 visits

El Seat 1430 - Historia

Fue en aquellos maravillosos años, exactamente en 1.969, cuando el SEAT 1430 salió al mercado con el éxito prácticamente asegurado y con un precio de 155.000 pesetas antes de impuestos. SEAT planteó este modelo desde un principio como una berlina de carácter deportivo y cierto aire exclusivo, por encima de otro modelo de la marca que ya gozaba de mucha popularidad por entonces: el SEAT 124. En poco tiempo el nuevo modelo se convirtió en todo un icono nacional, llegando a ser “coche del año” en 1.970.

El 1430 nació como una especie de coche hibrido, y me explico (que nadie se alarme): estaba basado en la plataforma del SEAT 124, y el interior se tomó de los FIAT 125 italianos. SEAT no sólo se dedicó a encajar las piezas de este puzle sino que diseñó una nueva parte delantera y trasera para el 1430, convirtiéndose su doble faro en señal de identidad. El motor que animaba a esta nueva criatura era también de origen FIAT. Se trataba de un motor gasolina con 1.438cc alimentado, por supuesto, por carburador (un Bressel-Weber 32 DHS de doble cuerpo) que rendía una potencia de 70cv y permitía alcanzar los 157Km/h de punta con la cuarta (y última) marcha engranada. También incorporó desde un principio servofreno, doble circuito y frenos de disco en las cuatro ruedas, todo un adelanto para una época en la que aún se comercializaban coches con los cuatro frenos de tambor. En una línea de diseño costumbrista y contraria a la proliferación de la tracción delantera en este tipo de vehículos por la época, nació con el motor en posición delantera longitudinal conectado a un arcaico eje rígido trasero, mermando sus capacidades deportivas; curiosamente, esta configuración de mucho peso delante propiciaba en su comportamiento reminiscencias de un tracción delantera. A pesar de ser la primera generación del 1430 (la menos evolucionada, pero también la más ligera: 925Kg en vacío), fue de las más utilizadas preparadas y utilizadas en la competición através de equipos privados.

Esta primera serie (código FD-01) se mantuvo a la venta hasta el año 1.971, cuando se presentó la segunda generación (FD-03). Aunque no presentaba ninguna novedad mecánica, sí presentaba novedades estéticas como por ejemplo los nuevos pilotos traseros o las nuevas defensas rematadas en goma y sin topes, algo muy de moda por la época. A su vez, aparece una nueva parrilla en negro mate (con un cromado periérico y otro que la cruza), constituyendo el mejor detalle para distinguir esta segunda serie.

El Seat 1430 FU 1800

Es en el año 1.973 (el mismo año en que se pone a la venta la segunda versión básica “potenciada”) cuando asisitimos a la presentación de la primera de las versiones deportivas. A esta familia de “altas prestaciones” se la reconocerá internamente con las iniciales FU como primer apellido. Los primeros FU ya presentaban novedades mecánicas “serias”: se abandonó el motor de origen FIAT de 1.438cc con un solo árbol de levas lateral para dejar espacio a un nuevo motor de 1.592cc con unos nada despreciables 95cv a 6.000rpm gracias, entre otros, al doble árbol de levas en cabeza y al carburador Bressel-Weber 34 DMS o Solex C34 EIES 4 de doble cuerpo; así surgió el 1430 Especial 1.600, con un precio de 177.000 pesetas antes de impuestos. Con él comenzó la leyenda de los FU de SEAT.

Del modelo Especial 1.600 existieron varias especificaciones: por un lado, los FU-00 y FU-02 (ambos con cajas de cambio de 4 velocidades) y, por otro lado, estaban los FU-01 (con caja de cambios de 5 velocidades). Exteriormente, destacaban unas nuevas llantas (de embutición profunda) más ligeras de 4,5×13 sin tapacubos y la parrilla negra mate sin el cromado que atravesaba la parrilla característica de los 1430 de la segunda serie; la calandra trasera también fue diseñada en negro mate y la matricula, por vez primera en el 1430, fue de modelo alargado en vez de cuadrado. En otros detalles de acabado interior, el velocímetro pasó de marcar 170Km/h a estar tarado a 200Km/h, ¿declaración de intenciones? Pues parece ser que sí a juzgar por sus 176Km/h de velocidad máxima declarada.

En 1.974, aparece otro nuevo “catorce treinta” con apellido FU. Se trata del Seat 1430 Especial 1.800 FU-10, del que se fabricaron 904 unidades. Contaba con un motor de 1.756cc con una potencia de 105cv ó 118cv a 6.000rpm (según si llevaba uno o dos carburadores Bressel-Weber 34 DMS de doble cuerpo) y su peso en vacío se mantendría en torno a la tonelada (970Kg), por lo que estamos hablando de una relación peso potencia de 8,48Kg/cv, superior a la de la mayoría de los turismos que se ven por la calle actualmente. También se comercializó con caja de cambios de cuatro velocidades inicialmente y de cinco al final (muy pocas unidades). Exteriormente, sólo le delataba entre otros FU el anagrama “1800” en la parrila trasera.

Otros mitos de la colección

07 Apr, 2016