Cookies policy: We use our own and third-party cookies to improve your navigation experience. By browsing this site, we assume you consent to us using them. More information here.
Accept

Marruecos

Descubre sus encantos
1
2593
123 visits

JARDÍN MAJORELLE

El Jardín Majorelle es un jardín botánico de Marrakech. Fue diseñado por el artista expatriado francés Jacques Majorelle en 1924, durante el periodo colonial en el cual Marruecos estuvo administrado por Francia.

El jardín alberga especies vegetales de los cinco continentes destacando su colección de cactus y de Bougainvillea.  El jardín da cobijo a más de 15 especies de pájaros, que se pueden encontrar solamente en el área del Norte de África.

DAR EL MAKHZEN

El Dar el Makhzen (o palacio del sultán o del gobernador) es un palacio histórico del siglo XVIII, en la ciudad de Tánger.

El palacio es un exponente de la residencias de este periodo y presenta una fachada blanca y almenada sobre la plaza de la Alcazaba y un patio principal, un gran jardín y la separación entre espacios privados y ceremoniales. Fue ampliado en los siglos XVIII y XIX. El edificio está construido en torno a dos patios, todos los cuales están decoradas con techos de madera, fuentes de mármol y arabescos. Algunas de las columnas son de origen romano. Actualmente alberga la sede de los museos de Artes Marroquíes y el de Antigüedades. 

LA KASBAH DE LOS OUDAYAS

La Fortaleza o Kasbah de los Oudayas, (Patrimonio de la Humanidad, Unesco 2012), es una ciudad dentro de la ciudad de Rabat. 

La visita, que puede ocupar tranquilamente dos horas, depara algunas sorpresas; entre ellas, las vistas sobre el Atlántico, la playa de los Oudayas (cementerio musulmán incluido), el propio estuario, las calles estrechas y la mezquita mas antigua de Rabat, Jemaa Al Atiq, (S XII, mezquita Almohade) además del los jardines andalousies, el propio café Maure y el Museo. 

MADRASSA BOU INANIA DE FES

La Medersa Bou Inania, inaugurada en el año 1350, es una de las escuelas coránicas de estudios superiores que a su vez ejercían como residencias. Se trata de uno de los pocos edificios religiosos que continúan utilizándose y permiten la entrada a los visitantes no musulmanes.

Una vez en el interior del patio, llaman la atención lasparedes talladas a mano con gran precisión sobre estuco y madera. La parte baja de las paredes se ve cubierta por pequeños azulejos que componen infinidad de motivos geométricos.

Al contrario que en las otras medersas, la fuente de abluciones del patio aún se encuentra en funcionamiento para ser utilizada por los cientos de fieles que continúan acudiendo para la oración.

Desde el exterior, una de las características que más destacan es su torre que, al igual que el resto del tejado, se encuentra cubierta por brillantes azulejos verdes que reflejan la luz del sol durante las horas de sol.

Comments
Convert?w=220&h=220&fit=crop&cache=true
about 3 years ago

Ratings
(1 vote)
Your rating