Cookies policy: We use our own and third-party cookies to improve your navigation experience. By browsing this site, we assume you consent to us using them. More information here.
Accept

Los viajes donde vas a pasar más frío

10 destinos para disfrutar del frío
0
14
1064 visits

No importan los termómetros ni la gruesa capa de nieve. Hay rincones del mundo que son más bellos aún cuando el clima invernal se aferra con fuerza.

1. EXPEDICIÓN A LA ANTÁRTIDA

En la Antártida siempre es invierno, pero es durante los meses de diciembre, enero y febrero (en el invierno europeo), cuando las condiciones climatológicas permiten acercarse a los visitantes venidos a través del mar. Se puede llegar por mar, hay barcos que salen desde Argentina;  o por aire desde Punta Arenas, Chile. No cabe duda que son precios poco o nada asequibles, pero es un sueño que muchos viajeros tenemos en mente poder cumplir algún día.

2. GLACIARES ARGENTINOS

El invierno europeo nos acerca al calor de Argentina, aunque en Patagonia junto a los glaciares, el hielo sólo se derrite para crujir a tu lado. Es lo que sucede en Glaciar Perito Moreno y otros que se visitan desde El Calafate como Upsala o Spegazzini. Se pueden apreciar en barco, desde pasarelas o caminando por ellos con crampones en la helada. El invierno patagónico es demasiado duro, por lo que la tregua del verano en Sudamérica puede permitirnos disfrutar mucho más de un frío que resulta hermoso.

3. ZERMATT, LA PERLA SUIZA

La montaña más retratada de toda Suiza es probablemente el Cervino (Matterhorn), en el cantón meridional de Valais, con su pico eternamente nevado buscando los cielos azules que hacen del invierno algo adorable. Con una de las estaciones de deportes invernales mejor dotadas del país y un pueblo de cuento de hadas, es un lugar en el que el frío no sólo se disfruta sino que se pide. 

4. ISLANDIA

Viajar a Islandia en invierno tiene premio puesto que en pocos lugares del mundo son más fáciles de ver las auroras boreales. Ese país en la que la tierra vive, con volcanes ardientes y cascadas que se hielan durante meses, podemos disfrutar de las noches más largas de nuestras vidas sabiendo que justo encima de nosotros están jugando las luces del norte.

5. PARQUE NACIONAL BANFF, CANADÁ

En el corazón de las Montañas rocosas canadienses el invierno se siente caminando con raquetas por la nieve u observando como la naturaleza no se detiene bajo la rugosa silueta de los campos de hielo de este rincón nombrado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. 

6. HARBIN, CHINA

China también es rozada por la ráfaga gélida de Siberia. Una de las ciudades del norte más importantes, con clara influencia rusa, es Harbin, cuyo termómetro se rompe los inviernos hasta llegar a superar en ocasiones los cuarenta grados bajo cero. Pero a Harbin el invierno es su mejor estado de ánimo, puesto que aprovecha a celebrar uno de los festivales más sorprendentes y fotogénicos del mundo: el Festival de esculturas de hielo y nieve. 

7. NUEVA YORK EN NAVIDAD

Hay ciudades a las que el invierno le sienta bien por muchos motivos. Indiscutiblemente Nueva York es una de ellas, sobre todo cuando las fiestas navideñas están en cada calle y cada rincón. Quizás porque nos lleva a los cuentos de Navidad que tantas veces hemos visto en el cine o la televisión, porque la nieve le hace justicia y su candor lo vemos en tiendas de regalos, restaurantes o lugares con vistas imposibles como las del Empire State Building o el Rockefeller Center.

8. LAPONIA

Al otro lado del círculo polar tres países como Noruega, Suecia o Finlandia ofrecen un invierno de película. Cielos nocturnos con mágicas auroras boreales, la posibilidad de surcar la nieve en trineo de perros o, en el caso de Finlandia, hacerle una visita a Papá Noel antes de que llegue la próxima Navidad. Son tres países con su Laponia particular por lo que puedes disfrutar del frío que conociendo sus tres lados.

9. HALLSTATT, AUSTRIA

Esa Austria íntima y lejana a Viena o Salzburgo la encontramos en el encantador pueblo de Hallstat, que refleja sus maravillas en el Hallstättersee, el lago que lo bordea. Probablemente sea el pueblecito más hermoso del mundo para disfrutar de un invierno en el que lo menos será los grados que marque el termómetro. 

10. ALASKA EN EL TREN DEL INVIERNO

De Anchorage a Fairbanks se puede viajar en el Alaska Winter Snow Train, más conocido como el tren de las Auroras, en busca de las luces del norte, la nieve por encima de las rodillas, los trineos de perros y las motos con las que recorrer unos paisajes que dejan con la boca abierta.