Los secretos de la marihuana

Uso terapéutico de la marihuana
0
18
73 visits

Un largo debate

La marihuana se utiliza con fines terapéuticos desde hace más de 4,000 años. Aunque es útil para aliviar síntomas de decenas de enfermedades, muchos están en contra de legalizar una droga, aunque sea por cuestiones de salud. Y menos usarla en niños enfermos.

Una planta muiltifacética

La marihuana o cannabis se refiere a múltiples preparaciones de la planta cannabis, que se puede usar ilegalmente, como droga alucinógena, o, en ciertos lugares, con propósitos medicinales. De acuerdo con las Naciones Unidas, se trata de la droga ilícita de más amplio uso a nivel mundial.

Es legal en 20 estados y en DC

La marihuana medicinal es legal en: Alaska, Arizona, Arkansas, California, Colorado, Connecticut, Delaware, Hawaii, Illinois, Maine, Massachusetts, Michigan, Montana, Nevada, New Jersey, New Hampshire, New Mexico, Oregon, Rhode Island, Vermont, Washington; y en el Distrito de Columbia. Y ahora se sumaría Nueva York. En California, su venta con fines médicos (conocida como "cannabusiness") genera un negocio de $2,000 millones anuales.

Ayuda en síntomas del VIH/Sida

Se ha demostrado que consumir marihuana era algo positivo para los pacientes con VIH/Sida. Sobretodo para aquéllos con dolores neuropáticos, asociados a la pérdida del sistema sensitivo, y para recuperar el apetito.

Como medicina

Se han desarrollado numerosas investigaciones acerca de la marihuana medicinal, sacándose como conclusión que sí es efectiva para tratar el dolor agudo, dolores vinculados a afecciones del sistema nervioso, la migraña y el glaucoma. Un estudio de Oregon comprobó que el 90% de los pacientes la consumen para aliviar fuertes dolores crónicos.

Gran potencia terapéutica

El cannabis posee cientos de componentes terapéuticos. Y al menos 66 de ellos tienen "cannabinoides", que son las sustancias base para el uso de la marihuana medicinal. Los "cannabinoides" sirven como estimulantes del apetito, antiespasmódicos y poderosos analgésicos.

Hay una píldora de marihuana

Se llama Marinol y está disponible sólo con receta médica. Contiene una forma sintética del THC, la sustancia psicoactiva de la marihuana, y se suele prescribir para tratar náuseas y vómitos asociados al cáncer y para tratar la pérdida del apetito en pacientes con VIH/Sida. 

La ley sigue diciendo no

Es una droga ilegal y por tanto su venta está prohibida. Se considera que la marihuana tiene un "alto potencial para el abuso, como droga alucinógena".