La pisada del Diantre

Crónica de la segunda prueba de la Copa de Asturias de Carreras por montaña 2016
0
0
12 visits

Prolegómenos

La pisada del Diantre es una carrera que este año cumple su segunda edición; es, por tanto, una recién llegada, pero el aliciente de salir de Lastres y recorrer buena parte de la costa, subir el Picu Pienzu y bajar luego a Colunga (donde termina), la dota de un aliciente extra; lo que unido a que este año era prueba de Copa, me animó a incluirla en mi plan.

Sobre el papel no es una carrera que me guste mucho, demasiado corredera y poco técnica, pero no siempre se hace lo que a uno le gusta, hay que hacer de todo.

Además, tenía cuentas pendientes, tanto en Moal como (especialmente) en Portudera, tuve muy malas sensaciones, así que buscaba un poco de moral y una carrera que me saliera medianamente bien.

Saliendo de Lastres

La carrera sale del puerto de Lastres, así que allí nos juntamos todos, con los saludos de rigor. Teníamos ventaja en nuestro equipo, y es que contábamos con las instalaciones del club de buceo Astuerasub, donde dejamos la ropa de cambiarnos y donde luego nos ducharíamos con tranquilidad.

El día tenía una pinta estupenda, ya a las 8 lucía un sol fantástico y el calor prometía, así que tomé la decisión de salir de corto y llevar solo un gel por si acaso, que los avituallamientos estaban bien puestos y solo eran 30 km.

Calentamos lo justo para templar y aunque el año pasado la salida fue neutralizada hasta bajar a la playa, este año no fue así.

Esto supuso una estampida general nada más darse la salida (los que conozcáis Lastres sabéis que todo es cuesta arriba) hasta que comenzamos a bajar a la playa de Lastres y entramos en una sucesión de arena, regatos y pedreros que nos debían dejar en la Espasa tras los primeros 9 km.

Los pedreros

Esta primera parte de la carrera une las playas de Lastres, la Griega y la Espasa, y tiene muchas zonas de pedrero mojado y resbaladizo que son bastante peligrosas.

Yo me lo tomo con calma, esto no ha hecho más que empezar y queda mucho, así que levanto el pie en los pedreros y pruebo a correr en las zonas corribles.

Para mi sorpresa, mis sensaciones corriendo son muy buenas, soy capaz de llevar un ritmo bueno sin mucho esfuerzo.

Me cojo a un buen grupo y seguimos por el precioso camino que une la Griega con la Espasa y allí, tras el primer avituallamiento (bebo un poco), empieza una subida sostenida pero llevadera por una pista forestal.

Sigo teniendo muy buenas sensaciones, mantengo un ritmo alegre y cazamos a algún participante, me han cantado que voy el 59 antes de llegar a la Espasa, lo que me deja en donde debo estar.

Subiendo al Pienzu

La subida al Pienzu empieza por un corto tramo de carretera cuesta arriba (sigo corriendo sin mucho problema) que te deja en la entrada del camino de la Biescona.

Este hayedo precioso es, con mucho, lo mejor de la carrera, y el camino termina en la majada del Bustacu para atacar ya la última rampa hasta la cruz.

Sigo corriendo sin problema, hace un rato que llevo la compañía de Plaza (buena compañía), aunque ya metidos en el hayedo Plaza se queda un poco.

Me noto bien y eso hace que la moral suba, llego al Bustacu y desde el avituallamiento comienzo ya a caminar para guardar fuerzas para la cuesta final y, sobre todo, para la bajada larga y rápida que tendremos hasta Colunga.

Llego a la Cruz en 2 horas 20 minutos, mi objetivo está en terminar la carrera en 3 horas 30 minutos y pienso que es factible (si no me vengo abajo).

Comenzamos la bajada por una zona de hierba en la que agradezco llevar mis vetustas y tralladas Salomon Fellraiser (tengo que comprarme otras ya), y por una sucesión de majadas y caminos de ganado vamos dejando atrás el Sueve y acercándonos a Carrandi.

Bajando hacia Colunga

Para aquellos que penséis que lo peor es subir lamento deciros que lo peor, con mucho, es bajar.

Las bajadas te castigan mucho muscularmente, y siempre hay que guardar fuerzas para darlo todo cuesta abajo.

Como me encuentro bien son un poco conservador al inicio de la bajada, eso me cuesta algún puesto, pero me da lo mismo, lo que no quero es arrastrarme los últimos kilómetros con calambres.

Así que, sin renunciar a bajar bien, me guardo un poco y no me vacío, lo que luego agradeceré.

La cuestión es que aunque todo parece bajada, no lo es, hay un pequeño repecho que ya hay que caminar, y que aunque es apenas un kilómetro, es el kilometro 24, y eso hace daño.

Tengo hambre y eso no es buen señal, así que en el útlimo avituallamiento paro y como y bebo bien, eso también me cuesta unos puestos, pero igual que antes, me da lo mismo.

Me noto ya cargado en los últimos kilómetros, no se me hacen muy largos pero me noto cansado.

Casi entrando ya en Colunga me encuentro con Juan Fuego y me dice que me quedan 800 metros, que ya estoy ahí.

Efectivamente así es, entro en Colunga animado por el gran sepaker Gobitu con un tiempo de 3 horas y 33 minutos, en el puesto 58 general y 27 veterano, un lujo para como venía.

Una carrera que he disfrutado mucho, y que me ha cargado las pilas para lo que viene, que es lo más duro del año.

Mis datos de carrera

Distancia: 29,28 kmts.

Desnivel acumulado: 2.853 metros

Altura máxima: 1.150 metros

Altura mínima: 1 metro

Calorías quemadas: 1.932

Tiempo empleado: 3 horas 33 minutos

Disfrute: 7/10

03 May, 2016
Ratings
(0 votes)
Your rating
Collected