Cookies policy: We use our own and third-party cookies to improve your navigation experience. By browsing this site, we assume you consent to us using them. More information here.
Accept

Jennifer Saa

Jennifer Saa es una de las candidatas favoritas del certamen de Miss Venezuela 2014. Representante del estado de Falcón tiene una hermosa piel oscura, lleva la cabeza rapada por elección y muestra con orgullo una de sus manos sin un dedo que perdió.
2
50
134 visits

História

En exclusiva HuffPost Voces habló con la joven llena de sueños que con valentía enfrenta la controversia de quienes la discriminan por su color de piel, por su cabeza rapada y por tener una discapacidad física. Para todos ellos, Jennifer tiene una respuesta: “Cuando uno pertenece a las minorías debe pensar en grande, no debes conformarte con las limitaciones que te pueda dar la vida, hay que pensar en grande porque los sueños están ahí y no nos cobran por soñar”.

Jennifer Saa nació en una familia muy humilde en donde su mamá llevo adelante el hogar. De creencia cristiana, desde muy pequeña pasó gran parte de su vida dentro de la iglesia. Fue precisamente ahí donde a los 15 años perdió un dedo de su mano izquierda cuando tocó un cable con electricidad y estalló.

“No puedo negar que los dos primeros meses sin dedo fueron muy difíciles porque era una adolescente, me costó pararme, pero sin embargo mi núcleo familiar y mis amigos me hicieron ver que en la comunidad en donde yo vivía había muchas personas diferentes, y sí aprendí a vivir con lo que tengo, a dar más de lo que tengo”, dice recordando aquel terrible episodio.

Ese accidente marcó a Jennifer en muchos sentidos, no solo físicamente sino que la llevó a entender que lo diferente o las limitaciones son una bendición y por eso, un día decidió cambiar drásticamente su imagen despojándose por completo de su cabello.

“En el 2010 gané la Feria de Valencia y decidí cambiarme de ser Miss a ser modelo porque realmente en mi país es una buena ventana, ganaba mucho dinero, estaba súper chama [jovencita], tenía 18 años, y estaba comenzando la universidad. Y además no es necesario tener cabello para expresar lo que tú quieres o eres, creo que es parte de mi personalidad porque al momento de hacerlo fue un reto y yo soy una mujer de retos”, cuenta Jennifer.

También reconoce que esta decisión la llevó a enfrentarse a muchos “no”, pero también a ser un referente de muchas minorías y hasta ayudar a quienes creen que todo está perdido.

“La belleza está en lo que irradias, cualquier ser humano debería estar por encima de cualquier belleza física. El hecho de estar aquí en el concurso de Miss Venezuela me ha traído muchas emociones porque se han acercado a mí personas como la mamá de Sofía, una niña de 4 años que tiene leucemia. La nena se sentía súper mal y le decía a su tía que ella no era bonita porque lasBarbie tienen cabello y ella no… Al verme en el Miss Venezuela ahora ella dice que se llama Jennifer. Ese es uno de los mejores regalos que Dios me ha podido dar”, nos cuenta con emoción.

Web oficial -Entrevista completa

Comments
Convert?w=220&h=220&fit=crop&cache=true
about 4 years ago

Convert?w=220&h=220&fit=crop&cache=true
about 4 years ago

Ratings
(3 votes)
Your rating