Política de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación. Si continúas navegando por esta web, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí.
Aceptar

Jardin del Museo Cerralbo

Escultura de uno de los jardines más originales de Madrid
7.0
0
7
201 visitas

El Jardín del Museo Cerralbo es una recreación hecha en el año 1995 ya que del original nos ha quedado sólo alguna documentación relacionada con él hecha de manos del propio marqués. Según el proyecto inicial, la idea era que el espacio estuviera dividido en dos triángulos y que un eje uniera el palacio con el Templete, que antes era una gruta. En el centro, habría una zona irregular rodeada de caminos curvos. Sin embargo, en los años 40 del pasado siglo XX, se llevó a cabo una gran reforma que incluyó, entre otras cosas, la construcción de un pabellón que simula ser un palacio y que sirve para uso del Museo. Con su construcción, se rompió el espacio que había proyectado el Marqués de Cerralbo.

En 1995, Lucia Serredi llevó a cabo la recreación que vemos en la actualidad y que nos presenta un jardín de estilo clásico-romántico similar a la idea original que su dueño dibujó en un boceto hacia el año 1880. En el centro, se ha situado un estanque y, repartidas por el Jardín, vemos las esculturas y los bustos de diferentes emperadores romanos. Esto nos retrotrae a algunos jardines de estilo italiano, mientras que los caminos curvos y las plantas nos trasladan a los de estilo inglés. Los bustos fueron traídos del palacio de Santa María de Huerta, mientras que el jabalí que tenemos en el centro del estanque estaba originalmente en el desaparecido palacio de Medinaceli, en Madrid, demolido en 1890. Es una escultura del siglo XVI realizada en mármol y que imita el jabalí romano que hay en la Galería de los Uffizi (Florencia). Finalmente, queremos destacar un capitel romano de finales del siglo I d. de C. perteneciente a una casa romana y que fue hallado por el marqués en las excavaciones que llevó a cabo en el yacimiento celtibérico-romano de la ciudad de Arcobriga (Monreal de Ariza, Zaragoza) entre los años 1908 y 1911.