Cookies policy: We use our own and third-party cookies to improve your navigation experience. By browsing this site, we assume you consent to us using them. More information here.
Accept

Guía para decorar tu casa por áreas

0
20
482 visits

A menudo antes de decorar las áreas de nuestra casa nos hacemos miles de preguntas. Entre todas ellas, las que más nos dejan pensando son las referidas a cómo podemos calcular el presupuesto que necesitaremos o por dónde empezamos la decoración.

¿Cómo decorar mi casa?

Aqui tienes algunos consejos para darle inicio a la decoración de la casa sin mayores tropiezos y contratiempos.

1. Elige la decoración a tu gusto 

Obviamente, elegir la decoración de la casa no es tarea fácil. Por eso, como primer paso debería ver revistas de diseño y diferentes fotografías de decoración de interiores, así podrás elegir un estilo o guiarte por casas bonitas y tomar de ellas las ideas que más te gusten.

Es interesante que apuntes en una libreta el paso a paso o lo que necesites para realizar la decoración que elegiste, para que no se te pase ningún detalle cuando empieces a decorar.

2. Haz un presupuesto

Es importante calcular cuánto es lo que te costará lo que quieres hacer y con cuánto dinero cuentas para hacerlo.

Por más que quisiéramos hacer todo lo que hemos elegido, seguramente el presupuesto será alto y si no se ajusta a lo que tienes en mente, por lo que es mejor que priorices la decoración de las zonas o áreas de la casa que son las más concurridas, es decir donde se reúnen las visitas, por lo que bien puedes apostar a la decoración de la sala y darle un nuevo estilo al recibidor.

3. Priorizar decoración

Al presupuesto que hiciste debes añadirle algunos billetes de más, ya que es variable, siempre hay que sortear eventualidades y necesitarás dinero para ello. Si el costo es muy elevado y tienes un bajo presupuesto para decorar, entonces debes priorizar.

Empieza por decorar espacios de más tráfico, como el living por ejemplo, y deja para después tu dormitorio u otros dormitorios que haya en la casa. No te estreses si no puedes hacerlo todo al mismo tiempo, es mejor que empieces por algunas áreas a que dejes todo sin terminar porque el presupuesto no alcanzó.

Después de eso y habiendo elegido las ideas de decoración, establecido el presupuesto y las prioridades, ya puedes iniciar a realizar la decoración de tu casa.

La Cocina

La cocina es una de las estancias más complicadas de decorar, hay elementos que no pueden faltar aunque éstas sean pequeñas. Debemos lograr un espacio cómodo y bello, en un espacio de dimensiones reducidas.

Para abordar esta decoración debemos fijarnos en algunas premisas: generar sensación de amplitud, luminosidad y comodidad, son las principales.

En cuanto a la distribución debemos disponer de una zona para la preparacion de los alimentos, una zona para la cocción y una para el lavado. Las restantes pueden ser suplidas por muebles multifunción, o trasladarse a otro sector de la casa. Es necesario contar con espacio para el almacenamiento de los diversos utensilios de cocina, que no deben quedar acumulados a la vista (da sensación de desorden y empequeñecen el ambiente).

Es importante contar con fuentes de luz natural, como ventanas, tragaluces,etc... Y para la ilukminación artificial, usar luces blancas, evitando las tenues que tienden a crear zonas de sombras.

El Baño

El baño es en general el cuarto más pequeño de la casa, y frecuentemente el más olvidado en cuanto a la decoración. Al decorar tu baño no solo demuestras tu personalidad y gustos, pero también crearás un espacio donde podrás relajarte y disfrutar. Con creatividad e ideas inteligentes puedes hacer que hasta el baño más pequeño cumpla todas funciones que esperas. A continuación te mostramos una galería de donde podrás sacar ideas para tu baño

El Salón

El Salón tiene infinitas posibilidades para decorar, aquí te mostramos algunos ejemplos. Haz click sobre la imagen para ver trucos e ideas de cada salón que te mostramos a continuación:

Combinar un sofá naranja en un salón Sofá de color gris para el salón Cómo hacer que el salón parezca más grande

Decorar salón en tonos chocolate Salón acogedor en tonos tostados Salón grande en gris y blanco

Decorar salón en rojo, negro y gris Decorar una sala de estar Convertir salita en salón amplio y cálido

Salón elegante y contemporáneo Salón de estilo moderno y atrevido Decorar un salón grande y moderno

El Dormitorio

1. La Cama

Es la pieza principal sobre la que gira toda la decoración. Sin embargo, antes de lanzarte a su compra, calcula el espacio que te quedará para colocar unas mesillas a ambos lados de la cama (40 cm mínimo). En cuanto a la orientación, procura situar el cabecero a un lado de la ventana, nunca detrás ni de frente, así la luz no te molestará.

2. Color de las paredes

El color es fundamental en la decoración y, en un dormitorio, su elección debe estar al servicio del descanso. A la hora de pintar las paredes, elige tonos claros, suaves y cálidos, como la propia piel. Éste es el caso del beige, el garbanzo, el crema, el amarillo pajizo o el salmón. También resultan envolventes los grises cálidos, los verdes agua y los turquesas. Se recomienda evitar los tonos vibrantes o chillones, por sofisticados que sean.

3. Detalles confortables

Los textiles son los verdaderos protagonistas del confort. Jugar con cojines de diferentes tamaños sobre la cama o poner un plaid regala calidez. Otros detalles como entelar o empapelar una pared, colocar una butaca descalzadora, u optar por una cama con dosel ayudan a dar un aire acogedor al dormitorio.


4. Iluminación

Para planificar la iluminación artificial del dormitorio hay que plantearse tres tipos básicos. Un punto de luz en el techo es perfecto para iluminar con rapidez la habitación. Por otro lado, y para crear una atmósfera más intimista, puedes utilizar en las mesillas luces indirectas, como las lámparas con pantalla o de retroiluminación con fluorescentes cálidos. Si se quiere leer sin molestar al que duerme, hay lámparas individuales con luz muy tenue a base de leds con brazo flexible. Luego está la iluminación extra, como instalar luces dentro de los armarios, halógenas para destacar algún cuadro, de señalización en el suelo camino al baño...

5. Vestir las ventanas

Las telas vaporosas con caída, como hilo, algodones o linos, ya sean lisas o con sutiles estampados a juego con la ropa de cama, son una apuesta segura. En pocos metros, unas caídas a ambos lados o unos estores en tonos claros aportarán más sensación de amplitud. En dormitorios amplios, puedes optar por una doble cortina, es decir, un visillo y una cortina con una tela más tupida. Y atención a los bajos de la cortina: la tendencia ya no es a ras de suelo, sino que “arrastre” hasta unos 30 cm para que quede más rica.

6. Elegir cabecero

Se llevan cada vez más altos y más rectos, aunque los especialistas recomiendan no abusar de la altura (intenta no sobrepasar los 130cm). Los puedes forrar con cuero o con telas coordinadas con las cortinas, y jugar con detalles que siempre visten, como tachuelas o falsos capitonés. Si prefieres una opción más atemporal, un clásico cabecero de rejilla o de madera lacada dará, además, un toque vintage. ¿Quieres ser original y dar un aire más funcional al dormitorio? Un cabecero de pocos centímetros integrado en un mueble modular a medida con mesillas incluidas resultará, además, muy decorativo. Otra posibilidad muy vistosa, si tienes espacio suficiente, es jugar con un tabique a media altura a modo de cabecero (por ejemplo, de DM pintado o lacado) para separar la zona de descanso del vestidor o del baño.


05 Feb, 2016