Cookies policy: We use our own and third-party cookies to improve your navigation experience. By browsing this site, we assume you consent to us using them. More information here.
Accept

Femineidad en los videojuegos: Zelda

Nintendo rompe con el arquetipo de la "dama en apuros" y nos brinda a una princesa capaz de defenderse y levantar sus armas a favor de su pueblo.
1
38
74 visits

The Legend of Zelda está por cumplir 30 años en la industria de los videojuegos en el próximo 2016. Con una franquicia tan longeva, seguro hemos visto una gran transición en la estética, estilo de juego y en los personajes recurrentes de esta historia. Para muchos, el protagonista Link es la estampa de la franquicia pero otros engalanan a la princesa del juego y es que Zelda no es como todas las demás. La dictadora de Hyrule ha demostrado que no cede ante cualquier ataque y está dispuesta a levantar su espada a favor de su pueblo. Casi nunca sale como todos esperan, pero vemos el carácter de una mujer fuere y cuya primera opción no es pedir ayuda.

Sin embargo, antes de comenzar la lectura quiero especificar que este no es ningún tratado feminista que se basa en el personaje de esta princesa. Debemos tomar el concepto de femineidad como un aspecto cultural que se deriva de las cualidades del sexo femenino como tal. EN este caso, intentaré enfocar el análisis de esta princesa a los principios que se presentan en las diferentes épocas que se desarrolla y cómo su evolución puede marcar una pauta del género en una industria de potencia mundial.

¿Cómo fue la evolución de la princesa Zelda y que le depara el futuro próximo?

Primero, ¿Por qué Zelda es un personaje recurrente de la historia? La franquicia sigue una l´nea temporal bastante compleja pero todas las princesas que aparecen en los distintos juegos son diferentes personas con características compartidas.

Si no eres un fiel seguidor de la franquicia, esto se resume a cuando las fuerzas del mal buscaban a la diosa Hylia quien poseía la trifuerza, el poder absoluto que deriva de la creación del mundo. En un plan para proteger a todos los seres vivos, ella dividió este poder en tres piezas que sembró en terrenos y logró evitar que el mal ganara. Al poco tiempo, la primera encarnación de la Diosa tuvo que enfrentar, de nueva cuenta, la avaricia del rey de la oscuridad pero gracias a un valiente héroe logró evitar una tragedia. Sin embargo, este representante de todo mal, Demise, maldijo a ambos, advirtiendo que repetirían esta historia una y otra vez hasta que él obtuviera lo que quería.

Por desgracia para muchos, incluso para Nintendo, The Legend of Zelda II: The Adventure of Link llegó también al Nintendo Entertainment System en 1987 y no sólo nos enseñó como arruinar lo que un primer juego había planteado, si no que nos muestra la sombra de un princesa lejana.

El rey de Hyrule estaba a punto de fallecer y le hereda a su hija uno de los más grandes secretos del reino y la trifuerza de la sabiduría. Sabiendo esto, su hermano y el consejero del rey presionaron a la princesa para revelar lo que su padre le había dicho pero ella nunca cedió. Como castigo, el consejero le lanzó una maldición y la indujo en el sueño eterno, pero fue tal el poder de dicho hechizo que su invocador murió y no podía deshacerlo.

Al ver que la princesa había terminado en brazos de Morfeo, su hermano mandó la orden de encerrarla en una de las torres del castillo ya que no había remedio para ella. Fue entonces que un héroe salió en busca de la trifuerza para, con su poder, poder despertar a la hija del rey.

A pesar de que la historia no implica una lucha directa en contra del mal y que el juego en si posee una elevada dificultad, la princesa Zelda mantiene su palabra a su padre sabiendo las consecuencias que esto traería. Sin embargo, contrario a lo que vimos en el primer juego, obsequia al héroe un beso al momento en que logra despertarla. Es entonces que la base de usuarios se pregunta si en realidad existe una relación amorosa entre los protagonistas de esta historia.

Zelda comenzó a demostrar sus habilidades mágicas hasta la era del 3D. El Nintendo 64 fue un parteaguas para muchas de las franquicias de la compañía y The Legend of Zelda: Ocarina of Time se levantó como una obra maestra que cautivaría a la industria por décadas venideras.

Este juego no sólo abre el panorama a una vista en tercera persona con calabozos llenos de acertijos y una variedad de personajes que se quedarían contigo por el resto de la vida. A nosotros nos incume el papel que la princesa y la forma en que ayuda al titulado "Héroe del tiempo".

El juego inicia con un pequeño a quien se le atribuye la responsabilidad de recolectar las tres gemas preciosas para abrir el templo del tiempo y revertir el ataque de oscuridad que está por venir. Durante este pequeño lapso, Link y Zelda se conocen como un par de infantes que desean detener los malévolos planes de un hombre que se ha infiltrado en el castillo: Ganondorf. Sin embargo, en un inesperado movimiento este hombre se lleva a la princesa Zelda a un lugar lejano y lo único que le queda a Link es abrir la puerta del tiempo para sellar la oscuridad.

Lo que nadie había advertido es que este suceso dormiría al héroe por siete años en donde la tierra de Hyrule quedó a manos de la oscuridad. Muertos plagaron la ciudad y distintas creaturas se apoderaron de los asentamientos que diferentes razas tenían. Sin saber que hacer, Link reanuda su aventura con la ayuda de una misteriosa figura: Sheik. ALTO.

Estoy a punto de revelar el más grande secreto de esta princesa y, si no has jugado este título que salió en el lejano 1998, puede que te lleves una sorpresa... ¡La princesa Zelda se disfraza de un ninja para escaparse del castillo! Así es, Sheik, quien te ayuda a lo largo de tu aventura es la princesa debajo de un disfraz que ni siquiera Ganondorf ha logrado identificar. Gracias a esto, ella te guía a través de cinco templos en donde deberás despertar a los sabios que lograrán sellar a Ganondorf y su reino de maldad.

Por fin, esta princesa en frenta al mal cara a cara y se arriesga en el campo de batalla. Claro, en algún punto la descubren y es capturada por Ganondorf... A quien derrotas y se convierte en un enorme cerdo con dos tridentes de oro. Es hasta el final del juego que Zelda utiliza toda su magia para retener a esta enorme bestia para que Link y los sabios puedan aprisionarlo en un eterno letargo.

(Vaya forma de resumir uno de los juegos más épicos que la industria nos ha dado.)

La idea general de esto es ver a Zelda en acción pero estábamos en un punto de no retorno. Las protagonistas comenzaban a surgir y el público se mostraba afín a ellas. Ya habíamos visto en 1996 el nacimiento de Lara Croft con Tomb Raider y a Jill Valentine en el famoso Resident Evil. Además de eso, la famosa caza recompensas espacial Samus Aran ya era uno de los iconos de Nintendo. La figura de la mujer fuerte tomó fuerza y aunque Zelda aún era un motivo para que el héroe iniciara su aventura, también tomó el papel de guía. Es aquí en donde ella comienza a brillar más allá de la princesa en apuros.

Wind Waker fue una revolución gráfica para la franquicia, los personajes en estilo caricaturesco sorprendieron a los fanáticos y pocos se acercaron a la que era una de las más grandes historias de la franquicia. No sólo era un pequeño que surcaba los mares en busca dek poder de alejar la oscuridad de la trifuerza, era un enorme mundo lleno de personalidad que se podía explorar casi en su totalidad.

Esta encarnación de Zelda podría ser la más curiosa. Sin saberlo la encuentras muy temprano en el juego. Una pirata y su tripulación recogen al joven héroe que inteta rescatar a su hermana del terrible Ganondorf. La valentía, coraje y carisma la distaban mucho de la imagen de princesa que teníamos en Ocarina of Time. Más tarde en el juego se revela que sus memorias fueron selladas y que en realidad su vida de pirata ha sido un disfraz para que el Rey de la Oscuridad no pudiera encontrarla y matarla.

Al saber su identidad se resguarda en un Hyrule bajo el agua y sólo sale durante la batalla final en donde llega a brillar como jamás una princesa había podido. La batalla de Link en contra de Ganondorf se lleva a cabo en el castillo mientras que Zelda está a tu lado esquivando al enemigo y lanzando flechas de luz para dejarlo vulnerable.

Años después la veríamos de nuevo en Twilight Princess con este papel. Las fuerzas del crepúsculo se levantaron en armas en contra de Hyrule y su princesa crea una resistencia en contra de ellos; sin embargo, esto queda sólo en un intento y las fuerzas enemigos invaden el castigo. Una toma de decisiones la llevan a sacrificar su bienestar y acepta ser una rehén para salvar a su pueblo.

La batalla final se lleva a cabo en los enormes campos de Hyrule y Link monta a su yegua junto a la princesa para ambos derribar al Rey de la oscuridad y poner un fin a sus patrañas. Este punto te lleva a escapar de hordas de criaturass mientras que la princesa concentra su magia para disparar flechas de luz en contra del enemigo para derribarlo.


The Legend of Zelda: Skyward Sword fue un título para Wii que buscaba celebrar los 25 años de la franquicia. ¿Los puntos relevantes? Esta es la primera historia de Link y Zelda enfrentando las fuerzas del mal. Son ellos quienes sufren la maldición de repetir la historia una y otra vez y sirve como planteamiento para todos los títulos de la franquicia.

Sin embargo, no todo fue una evolución. Zelda en esta ocasión no funge de realeza y es una chica normal que va a la escuela con sus compañeros. Entre este lío funge un triángulo amoros, a Link le gusta, ella abusa de ello; sus hormonas están a flor de piel y, entre todo, ella cae en un vórtice de oscuridad.

La historia sigue a Link quien intenta seguirle paso a Zelda. Ella está en una peregrinación para reunir los elementos necesarios para reencarnar el poder de Hylia en su interior. Sí, eso no suena nada mal ni la califica como una inútil. Sin embargo, su carácter y habilidades han cambiado de forma drástica ya que aquí no posee ningún tipo de magia que le permita ayudar a Link en algún momento.

Mucho se justifica con que es la primera encarnación de Zelda y que ella no está preparada para luchar como muchas otras princesas ya expuestas en esta lista. Sin embargo, tampoco se puede negar que la relación amoros entre ambos personajes funge de forma tal que le da la personalidad que el público esperaba: la enlista como el objeto a proteger por parte del héroe. 

Podríamos hablar de una comunidad falocentrista, del patriacado en los videojuegos, de cómo en un juego notamos a la reina de Hyrule que levanta su espada en contra del Rey de la Oscuridad y en el siguiente tenemos a esta débil y risueña muchacha cuyo poder es correr. Cabe destacar que aún falta mucho por ver de la franquicia y el siguiente paso aún no está claro.

¿Será Nintendo capaz de darle algún día un papel protagónico a la princesa? El hecho de que los títulos con héroes masculinos venden un 75% lo dejan como una gran incertidumbre para la propia compañía. Sin embargo, no podemos dejar pasar que el próximo título para Wii U causó un gran revuelo cuando el Link que se mostró lucía mucho más andrógino que lo normal. Incluso, medios americanos especulaban que tal vez veríamos a la primera Link en la historia, lo que el director de la franquicia, Eiji Aonuma, negó por completo pero sin duda existe interés en ver una revolución más allá de los estándares que ha marcado.

Nintendo ha sido una de las compañías que gusta de tomar riesgos. Su último éxito Splatoon nos muestra a calamares que se transforman en humanos y la figura principal es el de una niña. Samus Aran aún no termina sus aventuras y sigue siendo un icono que la industria quiere ver evolucionar. Aún hay espacio para estas heroínas, lo único que falta es un incentivo justo, romper los esquemas y arquetipos impuestos y dejar de verlas como un símbolo sexual.

¿Será que algún día esta princesa pueda brillar como en años pasados? Sólo el tiempo lo dirá.

La línea temporal impuesta por Nintendo hace unos años nos deja en claro el orden de la franquicia. SIn embargo, para notar la evolución de este personaje tenemos que seguir los lanzamientos de los juegos para ver un cambio de perspectiva por parte de la sociedad en torno a la figura femenina que ella representa.

La primera Zelda debutó en The Legend of Zelda para el Nintendo Entertainment System. El juego fue una obra maestra para su tiempo y la trama era bastante sencilla. Ganon había resurgido y capturado a la princesa para apoderarse de la trifuerza. Sin embargo, ella logra disipar este poder divino que le conceden las diosas en una gran variedad de fragmentos. Ganon, enfurecido por el movimiento tan astuto de la princesa, la captura y manda a sus subditos a buscar la Trifuerza. Es entonces que la niñera de la princesa, Impa, sale en busca de un héroe que logre rescatar a la realeza de Hyrule y encuentra a un joven en túnica verde que está dispuesto a enfrentar a las fuerzas de la oscuridad.

Los orígenes de esta princesa lucen bastante ecuánimes a lo que su tiempo dicta. A la par teníamos el desarrollo de la princesa Peach de la franquicia Super Mario Bros. como otra damisela en apuros y, seamos honestos, todas las películas de Disney, relatos infantiles, y novelas de la edad media nos relatan la misma trama hasta el cansancio. La mujer es la tentación de todo mal y su debilidad la deja a manos de cualquier peligro.

Sin embargo, contrario a muchas otras, en este título vemos como ella se arriesga y logra burlar al enemigo con un plan que, no parece brillante, pero tampoco se califica de inútil. Además, cabe destacar que el final de esta historia no implica que Zelda y Link terminene enamorados el uno del otro. El guerrero salva a la princesa y juntos sellan el mal con el poder de la trifuerza. La princesa le muestra su agradecimiento a Link y el juego termina. Ni un beso, ni un corazón de por medio. 

Este vertiente de una Zelda que busca el auxilio de un héroe predomina en las subsecuentes entregas como A Link to the Past para Super Nintendo Entertainment System y Oracle of Sesons/Ages para Game Boy Color. ¿En donde se marca una evolución del personaje?

En A Link to the Past encontramos a una doncella que es capturada en el mundo de la oscuridad. Link llega a tiempo a la aventura y busca rescatarla a toda costa. Después de restaurar la paz y volver a sellar a Ganon, la princesa le pide que escolte a Din y Nayru, en los juegos de Oracle Of, y mientras el héroe está afuera, la princesa vuelve a ser capturada para sacrificar su cuerpo y resucitar a Ganon. Al final nos quedamos con un pequeño beso que la princesa de Hyrule le otorga a su salvador por regresar la paz a sus tierras. 

La doncella en apuros vuelve pero hablamos de los primeros indicios de la que podría ser una de las más grandes franquicias en el mundo de los videojuegos. A pesar de parecer débil, Zelda podría ganar fuerza con cada encarnación y Nintendo moldea a alguien que se distinga de las demás princesas en todo un mundo multimedia. ¿Cuál sería la principal diferencia entre Zelda y Peach? Las dudas comienzan a surgir y el público busca historias mejor elaboradas.

En este sentido, no digo que A Link to the Past sea un mal juego ya que es el pilar para los títulos 2D de la franquicia y mostraba los indicios de una exploración libre en dos mundos distintos. Sin embargo, el título no se compara en narrativa y desarrollo de personajes como otros juegos de la propia compañía como Earthbound o Super Metroid.

Por desgracia, esta transición no se traslado de la misma forma en todos los títulos de la franquicia que llegaban, por ejemplo, a consolas portátil. En Four Swords y Minish Cap su papel es bastante secundaria e incluso llega a desaparecer en entregas como Link's Awakening y Majora's Mask. Sin embargo, su aparición en otro juego marcó una gran ruptura en la visión general de las personas.

Zelda aparecía como un personaje en Super Smash Bros. Melee. El título reune a distintos personajes de franquicias de Nintendo para que lucharan por la supremacía. Ver a la princesa Zelda entre ellos fue una grata sorpresa para muchos ya que no sólo explotaba su alter ego Sheik que habíamos visto en Ocarina of Time, ella misma tenía su magia y habilidades para defenderse. ¿Será que esto impulso a dar la imagen de una princesa capaz de defenderse por sí misma? Tal vez no era el mejor personaje pero ver que se unía a la batalla junto a otros grandes personajes que marcaron historia en la industria fue un gran salto para este arquetipo.

Este no puede ser el punto de referencia que predomina. La princesa Peach también se unió a la contienda y sigue siendo risible la forma en que Bowser la captura. Pero hemos de tomar en cuenta que poco después de ver a Peach en acción, Nintendo nos dio la sorpresa de un juego en donde esta princesa salía en rescate de Mario, Super Princess Peach

Para Zelda no se tuvo ese tipo de consentimiento pero su papel en futuros juegos como Wind Waker, Spirit Tracks y Twilight Princess fue más fuerte, era un miembro de la realeza que estaba dispuesta a darlo todo por su gente.

¿Evolución? Ha medida que Nintendo avanza en la franquicia se va dando cuenta que la princesa adquiere un poder que va más allá de ser un personaje secundario que aparece al final del título. Zelda llega a ser tu compañera de aventuras e incluso te auxilio en batalla con sus propias armas. 

Sin duda, describimos un momento en donde Nintendo ya se enfrentaba en contra de decenas de compañías que deseaban vender un proyecto único al mercado. Vimos el nacimiento de otras heroínas como Faith en Mirror's Edge, Lightning en Final Fantasy XIII o Kasumi de Dead or Alive. La industria ya tenía una gran variedad de heroínas y las múltiples que habían aparecido en otras épocas también evolucionaban. ¿Qué hacía de Zelda algo diferente? EN primera instancia, Zelda jamás ha sido la protagonista. 

El mercado de los videojuegos pareciera un terreno en donde sólo los hombres podían triunfar. No por nada, un estudio de la EEDAR sacó una muestra de 669 títulos de acción y aventura que salieron para la séptima generación de consolas en donde sólo 24 tenían un protagonista femenino. El público no busca ver mujeres al poder y es una transición que ha sido más lenta. Incluso, personajes como Zelda han sufrido de esto. El rol de la mujer en un videojuego busca minimizarse a ser "la conquista" o "el objeto de deseo" mientras que algunos estudios aún buscan dar su lugar a este género. 

Por mucho tiempo, las peticiones de los fanáticos fue ver a Link y Zelda más allá de una simple relación entre caballero y realeza. Como en toda historia de rescate, muchos se preguntaban si Link había sido en alguna ocasión un pretendiente de esta princesa que resulta ser un corazón helado que sólo busca el bienestar de su pueblo y pareciera que no tuviera sentimientos. Su gélida mirada y su porte real la alejaban de todos los demás personajes, hasta la llegada de Skyward Sword.

Technology and scienceGamesnintendoNESSNESN64Game CubewiiWii UNintendo DSNintendo 3DSThe Legend of ZeldaPrincesamujer
30 Mar, 2016
Comments
Convert?w=220&h=220&fit=crop&cache=true
over 3 years ago

Ratings
(4 votes)
Your rating