Cookies policy: We use our own and third-party cookies to improve your navigation experience. By browsing this site, we assume you consent to us using them. More information here.
Accept

Jose Angel Buesa

Recuerdo un pueblo triste y una noche de frío y las iluminadas ventanillas de un tren. Y aquel tren que partía se llevaba algo mío, ya no recuerdo cuando, ya no recuerdo quien.

Pero sí que fue un viaje para toda la vida y que el último gesto, fue un gesto de desdén, porque dejó olvidado su amor sin despedida igual que una maleta tirada en el andén.

Y así, mi amor inútil, con su inútil reproche, se acurrucó en su olvido, que fue inútil también. Como esos pueblos tristes, donde llueve de noche, como esos pueblos tristes, donde no para el tren.

23 Jan, 2015
Comments
Convert?w=220&h=220&fit=crop&cache=true
about 5 years ago

Convert?w=220&h=220&fit=crop&cache=true
about 5 years ago

Ratings
8.5
(2 votes)
Your rating