Cookies policy: We use our own and third-party cookies to improve your navigation experience. By browsing this site, we assume you consent to us using them. More information here.
Accept

8 recetas de leches vegetales

Te contamos porqué debes evitar la leche de vaca y te proponemos otras opciones más saludables.
1
17
4399 visits

¿Por qué debemos evitar el consumo de leche de vaca?

La mantequilla, la leche y el queso están implicados en una mayor tasa de cánceres hormonales, y en particular el cáncer de mama”. Así de contundente se mostraba la doctora Ganmaa Davaasambuu, investigadora de la Escuela de Salud Pública de Harvard, en una intervención que realizó en esa universidad en 2006.

El problema no está en la propia leche, que “es un alimento de gran complejidad que contiene altos niveles de nutrientes beneficiosos incluyendo calcio y vitamina D”, sino en cómo se obtiene. En su opinión, el problema reside en la leche que se ordeña de vacas que están en periodo de gestación, cuya leche contiene 33 veces más sulfato de estrona -que afecta a las hormonas- que la leche de vacas no preñadas. Y el 80% de las vacas ordeñadas para la producción de leche, están encintas.

Esto podría tener importantes efectos sobre el ser humano, que aún no han sido convenientemente estudiados, pero que se podrían inferir de datos estadísticos: el ratio de cánceres de origen hormonal en países como Suiza o Dinamarca, donde se consumen muchos lácteos, es notablemente mayor que en países como Argelia o China, donde el consumo de lácteos es casi residual. 

Además de esta contraindicación para el cáncer, puedes consultar aquí otras razones por las que debes evitar esta leche.

RECETAS DE LECHES VEGETALES


Este tipo de bebidas son mucho más sanas que la leche de vaca y, además, ningún animal tiene que sufrir para que podemos disfrutar de ellas. Puedes prepararlas a partir de muchos ingredientes diferentes como frutos secos, cereales o fruta, ¡y están muy ricas!

Te sentirás mucho mejor y tu cuerpo te lo agradecerá. A diferencia de lo que nos intenta vender la industria alimentaria la leche no es necesaria, ya que podemos obtener calcio de otras fuentes más saludables, de hecho, los países con mayor consumo de lácteos son los que presentan una mayor tasa de osteoporosis mientras que países como Japón, en los que el consumo de lácteos es muy reducido, las tasas son bajísimas.

Además, las leches vegetales son muy fáciles de hacer, no hacen falta utensilios especiales y la mayoría son muy económicas. Hay bastante diferencia de sabor entre las leches envasadas y las caseras, por lo que te animamos a que las prepares en casa, ¡están mucho más ricas!

1. LECHE DE ALMENDRAS

Las almendras son muy ricas en calcio, por lo que son una opción ideal para sustituir a la leche de vaca. Es muy cremosa y tiene un aspecto parecido, por lo que puede es ideal para iniciarte en las bebidas vegetales.

INGREDIENTES

  • 100 gramos de almendras (crudas y sin sal)
  • 4 dátiles
  • 500 mililitros de agua


ELABORACIÓN

  1. La noche anterior ponemos en remojo las almendras en un recipiente con agua.
  2. Al día siguiente colamos las almendras, las lavamos con abundante agua y les quitamos la piel. Este paso es opcional.
  3. En un robot de cocina o batidora añadimos las almendras, los dátiles y el agua y batimos durante 1 ó 2 minutos.
  4. Colamos la leche de almendras con una gasa, tela o con un colador muy fino para separar el líquido de los restos de almendras.

Tiempo de preparación: 20 minutos

2. LECHE DE ARROZ

Es baja en calorías, al no estar hecha a base de frutos secos, y es ideal para celíacos porque el arroz es un cereal sin gluten. Se recomienda usar arroz integral porque es más sano, tiene más nutrientes y su índice glucémico es menor.

INGREDIENTES

  • ½ taza de arroz integral (ocualquier otro) cocinado (100 g)
  • 2 tazas de agua (500 ml)
  • 4 dátiles


ELABORACIÓN

  1. Bate en una batidora el arroz integral (lo ideal es que el arroz esté a temperatura ambiente o frío), el agua y los dátiles.
  2. Cuela la leche con ayuda de una gasa, tela o utensilio para hacer leches vegetales. Este paso es opcional, sobre todo si tienes una batidora potente.
  3. Guarda la leche en la nevera en una botella o envase cerrado y consúmela en 3 ó 4 días.

Tiempo de preparación: 5 minutos

3. LECHE DE AVENA

Es muy ligera. Si eres celíaco y no tomas avena, prueba la leche de arroz.

INGREDIENTES:

  • 40 gramos de copos de avena
  • 6 dátiles deshuesados
  • 1 litro de agua
  • ¼ de cucharadita de sal (opcional)
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla (opcional)


ELABORACIÓN:

  1. La noche anterior dejamos los copos de avena en un bote con agua, basta con que esté completamente cubierta.
  2. Al día siguiente colamos la avena y la echamos en una batidora o robot de cocina junto con el resto de ingredientes. Batimos durante 2 minutos. La dejamos reposar durante 1 hora.
  3. Colamos la leche de avena con una gasa, tela o con un colador muy fino para separar el líquido de los restos de copos de avena. Volvemos a colar 2 ó 3 veces más para eliminar los restos por completo.

Tiempo de preparación: 15 minutos

4. LECHE DE AVELLANAS Y CACAO

Ideal para los niños y una opción mucho más sana que los tradicionales batidos de chocolate.

También puedes preparar leche de avellanas si no añades cacao, o, si no te gustan las avellanas, puedes añadirle el cacao a otra de las recetas de bebidas vegetales.

INGREDIENTES:

  • 3 tazas de agua (750 mililitros)
  • 1 taza de avellanas crudas y sin sal (150 gramos)
  • 4 dátiles
  • 2 cucharadas de cacao en polvo sin azúcar (o algarroba en polvo)


ELABORACIÓN:

  1. La noche anterior pon las avellanas en remojo en un recipiente. Este paso es opcional pero recomendable.
  2. Al día siguiente cuela las avellanas y lávalas con un poco de agua.
  3. En un robot de cocina o batidora añade las avellanas y el agua y bate durante 1 ó 2 minutos.
  4. Cuela la leche de avellanas con una gasa, tela o con un colador muy fino para separar el líquido de los restos de almendras.
  5. Echa la leche en una batidora con el cacao y los dátiles y vuelve a batir.
  6. Guarda la leche en un recipiente hermético o botella de vidrio en la nevera durante 3 ó 4 días.

Tiempo de preparacion: 10 minutos

5. LECHE DE QUINOA

Una leche muy nutritiva, ideal para celíacos y personas a dieta, por su bajo contenido en grasa. El principal problema es que, en España, la quinoa es cara.

INGREDIENTES:

  • 1 taza de quinoa cocinada (240 gramos)
  • 3 tazas de agua (750 mililitrros)
  • 4 dátiles
  • ¼ cucharadita de canela


ELABORACIÓN:

  1. Cocina la quinoa siguiendo las instrucciones del paquete y deja enfriar.
  2. Echa en una batidora o robot de cocina la quinoa y el agua y bate hasta que estén completamente integrados.
  3. Cuela la leche de quinoa con una gasa, tela, utensilio especial para leches vegetales o un colador muy fino para separar el líquido de la pulpa.
  4. Echa la leche de quinoa en la batidora de nuevo, añade los dátiles y la canela y vuelve a batir.
  5. Guarda la leche de quinoa en una botella o recipiente hermético en la nevera durante un máximo de 3 ó 4 días.

Tiempo de preparación: 5 minutos

6. LECHE DE COCO

Si te gusta el sabor del coco, te encantará, pero no es para todo el mundo. Esta leche es ideal para cocinar recetas asiáticas.

INGREDIENTES:

  • 4 tazas de agua (1 litro)
  • 1 taza de coco (200 gramos)


ELABORACIÓN:

  1. En una batidora o robot de cocina batimos el agua con el coco troceado o rallado durante unos minutos hasta que se integren bien.
  2. Colamos la leche con una gasa, tela o con un colador muy fino para separar el líquido de los restos de coco. Si queréis aprovechar los restos de coco, podéis secarlos en el horno o aireándolos bien y utilizarlos como harina de coco para postres.

Tiempo de preparación: 10 minutos

7. LECHE DE PLÁTANO

Es la más saludable de todas y apta para quienes siguen una dieta crudivegana. Es mejor tomarla cruda, sin calentar ni usarla para cocinar.

INGREDIENTES:

  • 2 plátanos
  • 4 tazas de agua (1 l)
  • 4 dátiles
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla o un trocito de una vaina
  • 1 taza de hielo (180 g)


ELABORACIÓN:

  1. Pon todos los ingredientes en una batidora y bátelos hasta que estén bien triturados.
  2. Conserva tu leche de plátano en la nevera y consúmela antes de 48 horas.

Tiempo de preparación: 5 minutos

8. LECHE DE ANACARDOS

Está muy rica, tanto que no es necesario añadirle endulzante, sólo usaremos agua y anacardos para prepararla.

INGREDIENTES:

  • 3 tazas de agua (750 ml)
  • 1 taza de anacardos crudos y sin sal (140 g)


ELABORACIÓN:

  1. Deja en remojo los anacardos desde la noche anterior (opcional).
  2. Echa el agua en el vaso de Chufamix, coloca el filtro, introduce la batidora de mano y bate hasta que los anacardos queden completamente triturados.
  3. Con ayuda del mortero haz presión sobre la pulpa para extraer la mayor cantidad de leche posible.
  4. Si no tienes batidora de mano pero si de vaso, puedes batir el agua con los anacardos y echar la mezcla en el vaso con el filtro poco a poco e ir colándola con ayuda del mortero.
  5. Guarda la leche de anacardo en un recipiente cerrado en la nevera y consúmela en un máximo de 2 ó 3 días.

Tiempo de preparación: 5 minutos

Health and beautyRecipes and foodlechevegetalrecetacocinasanosaludableVeganovegetarianocanceranticancerprevencionsaludcaserasin lactosa
15 May, 2018
Comments
Convert?w=220&h=220&fit=crop&cache=true
almost 3 years ago

Ratings
(3 votes)
Your rating