Cookies policy: We use our own and third-party cookies to improve your navigation experience. By browsing this site, we assume you consent to us using them. More information here.
Accept

14 Costumbres asiáticas

Las costumbres más extrañas del mundo
0
1
333 visits

Asia, el gigante continente tan lejano para los occidentales, guarda en su inmensidad las más extrañas costumbres. Muchas de ellas eran prácticas comunes en la antigüedad, pero en la actualidad solo un puñado las sigue llevando a cabo. Algunas, incluso, son atractivo turístico. De cualquier modo, es inevitable que, desde el otro lado del mundo, las encontremos de lo más bizarras. Aquí, una recopilación de las costumbres más extrañas desde tierras orientales.

1. Geishas

Lejos de tratarse de meras mujeres que brindan entretenimiento sexual, las geishas gozan en la cultura japonesa de buena reputación. Son profesionales del entretenimiento masculino, para lo cual se preparan, algunas incluso desde niñas. Deben poseer cualidades para las artes japonesas, la música, el baile y la narración para llevar a cabo su oficio. Originalmente también existían geishas hombres, pero en la actualidad esta profesión solo se reserva para mujeres.

3. Pies descalzos

Una de las costumbres más conocidas y extendida en toda Asia es dejar el calzado afuera cuando se ingresa a un lugar. Se cree que entrar descalzo a una casa es señal de respeto por el anfitrión, aunque hay otras teorías que creen que podría estar relacionado con la necesidad del pie de una correcta respiración, si se tiene en cuenta la importancia que los chinos le otorgan a la podología.

5. Barbijos

Muchos japoneses llevan barbijo, además de evitar contagiar alguna enfermedad, buscan estar a la moda. El barbijo es un accesorio de moda en Japón con el que se busca ocultar las emociones o hacer parecer más pequeña la cara. Parece que para los japoneses todo vale cuando de estética se trata.

7. Llorar, llorar y llorar...

El momento de contraer matrimonio con otra persona es siempre un instante de emoción. Las lágrimas aparecen entre los novios y los familiares al momento de la celebración. Pero en la tribu Tujia, ubicada en el centro de China, las novias deben empezar a llorar un mes antes de la boda. Esta extraña costumbre sostiene que 30 días antes del concretarse el casamiento las mujer debe llorar intensamente por lo menos durante una hora al día. Días antes del enlace, se le unen la madre, las abuelas y las tías.

9. Satí

Satí es un ritual hindú por el cual una mujer recientemente viuda se arrojaba a la pira de cremación donde ardían los restos de su marido. De acuerdo a la tradición, la vida de una viuda carecía de sentido tras la partida de su esposo. Aunque la práctica fue abolida, aquellas mujeres que perdieron a sus maridos continúan siendo estigmatizadas por la sociedad, y no se le está permitido volver a contraer matrimonio.

11. Funeral del cielo

Las honras fúnebres en el Tíbet son otra de las extrañas costumbres asiáticas. Al fallecer, las personas no reciben sepultura, sino que sus cuerpos son cortados en pequeños pedazos y colocados en la cima de una montaña. Así, quedan expuestos a los fenómenos naturales y los animales, especialmente sirven de alimento a los rapaces. La práctica es conocida como “Funeral del cielo”.

13. Automomificación

Durante 900 años, los monjes budistas se sometían a un proceso de momificación en vida lento y  tortuoso. Primero, adoptaban una dieta con el fin de reducir drásticamente la grasa de su cuerpo y evitar, así, la rápida descomposición de su cuerpo. Luego ingerían un té para deshidratarse. Finalmente, bajo un refugio bajo tierra, eran ingresados en posición de loto. A medida que corrían los días, el monje rezaba y soplaba una campanilla para alertar que aún seguía con vida. Cuando ya no sonaba, se confirmaba su deceso. Unos 1000 días después, era desenterrado.

2. Extraños platos

La gastronomía asiática puede presentar un reto para el turista que desee vivir al máximo su experiencia cultural. Éste, si está en China, podrá encontrarse con el desafío de vencer los prejuicios occidentales para así disfrutar de una sopa de caparazón de tortuga, las patas de gallo o cabezas de pez. En Camboya, podrá deleitarse con una crujiente tarántula, mientras que en Japón tendrá la posibilidad de saborear esperma de pez. Como versa el dicho: sobre gustos no hay nada escrito.

4. Okali

Okali es un rito religioso practicado por comunidades en el sur de India que consiste en lanzar desde 15 metros de altura a bebés de entre 3 meses y 2 años. La costumbre se hace anualmente desde la terraza de un templo. Impulsada por sacerdotes, busca que los niños tengan suerte, salud, prosperidad y fuerza en sus vidas. Debajo aguardan al bebé sus padres, familiares y amigos con una sábana gigante para amortiguar la caída.

6. Ruido al comer

En Japón, lo que en occidente se considera mala educación, allí es un gesto de respeto por un tercero. Los japoneses suelen hacer ruido al comer, incluso mucho ruido, ya que está considerado una señal de educación. De esa manera transmiten su placer por la comida que están ingiriendo buscando así agradecer y congratular a quien cocinó el plato.

8. Los dotes

En la India, entre las castas más pobres temen por el nacimiento de una niña en la familia. Cuando la niña cumple la mayoría de edad, debe casarse con un hombre elegido por sus familias. Al momento de concretarse el matrimonio los padres deben obsequiar a los familiares del novio con una importante suma de dinero para la cual ahorran durante toda su vida. A su vez, la familia política de la novia no la aceptará hasta que de a luz un hijo varón.

10. Buen trato

En Tailandia, las personas evitan el enfado y la confrontación ya que, según sus creencias, una disputa tanto puede disparar la ira de los espíritus y esto llevar a una situación de mayor violencia. Por ello, es común que las personas ante un conflicto intenten acercar posiciones, ya que no solo temen a la furia de los espíritus, sino que también podría afectar su reputación.

12. Mujeres jirafa

Las mujeres de la tribu Karen en Tailandia, conocidas como las Kayan, que nacen los miércoles de luna llena son privilegiadas, por lo tanto acceden al honor de colocar anillas doradas en su cuello para alargarlo hasta alcanzar dimensiones increíbles. Los collares se incorporan a medida que pasan los años y no pueden quitárselos, ya que de hacerlo se desnucarían por la flacidez de los músculos.

14. Pies vendados

Entre los siglos X y XX, las mujeres chinas fueron sometidas a un doloroso ritual con un solo fin: ser más bellas. La práctica de los “pies vendados” se realizaba para impedir el crecimiento normal de los miembros. Sujetados fuertemente por vendas, los huesos del pie se rompían y se reformaban, llegando a medir entre 10 y 15 centímetros. El denominado “pie de loto” era considerado la parte más erótica del cuerpo de la mujer. En 1911 el vendaje de pies fue prohibido, sin embargo, todavía se realiza en las regiones más conservadoras.

18 May, 2015
Ratings
(0 votes)
Your rating